Madre

Hoy estoy lejos, muy lejos

de tu nacimiento y muerte

en un camino que no conozco

donde todo es tan calmo

en una tierra, que es lejana de tu vientre.

Madre, generosa en la alegría

y tristeza de tu existencia

si pudieras con tus lágrimas

curar las llagas de los que sufren

y redimir a los que creen

que la vida es siempre entrega.

Madre, como duele tu ausencia

tu risa que se quedo en mi cuna

y tus sueños que se fueron

volviendo añoranzas.

Y extraño tu orgullo de tenerme

tu risa de niña provinciana

tu canto de pueblo, tu fe en el amor.

Madre, cuanta humildad se fue contigo

cuanta ingenuidad se volvió viento

y te fuiste amando unos espacios

que no son color octubre

ni son el asomo de tu entrega y esperanza.

Madre, mi pequeña, tierna y cariñosa

siempre serás mi dolor más dolor

mi ausencia más reclamada

y mi nostalgia más cruel

pero ahí donde se cobijan los amores

siempre te tendré como agua fresca

calmando mis penas y dolores.

Published by Enrique Horna

Poeta. Fundador de Trilce.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: